Psicópatas de cuello blanco, el lado educado de la personalidad antisocial

Psicópatas de cuello blanco, el lado educado de la personalidad antisocial

Si pensamos en un psicópata a todos nos viene a la cabeza la imagen de algún famoso asesino como Charles Manson, Jeffrey Dahmer, Ted Bundy… o nos acordamos de Jack el Destripador (Jack The Ripper). Es decir, definiríamos a un psicópata como un asesino, por lo general en serie, sin escrúpulos y que acaba con la vida de alguien sin ninguna razón aparente o por puro placer. Nuestro pensamiento nos lleva, además, a suponer que un psicópata también es un sádico que disfruta con el sufrimiento de los demás.

Podría ser así pero un psicópata tiene una cualidad que lo distingue del resto de los seres humanos que es la ausencia de remordimientos, o conciencia, y la ausencia de empatía, es decir, la incapacidad de ponerse en el lugar de los demás y comprender sus emociones.

psicopata, psicopatia, psicópata, trastorno antisocial de la personalidad, sociopata, sociópata

Los psicópatas son personas carismáticas que representan un papel

Los remordimientos y la empatía son cualidades que nos hacen tener compasión y escrúpulos. Es lo que nos impide que seamos personas poco civilizadas y respetemos al resto de seres humanos.

Un psicópata muestra un desprecio por las normas sociales y por las leyes. Ni siquiera piensa en los perjuicios posteriores que le puede acarrear su conducta antisocial. Se mueve por sus propios impulsos y deseos aunque en la mayoría de los casos no es capaz de tener un proyecto vital continuo y bien elaborado, por eso su vida suele ser un vaivén.

Las personas antisociales son personas mentirosas, capaces de cualquier cosa por conseguir sus objetivos, literalmente. Se creen perfectos y se sienten superiores a los demás y con derecho a manipularlos. Además, son muy carismáticos, suelen ser muy buenos conversadores, entretenidos, con respuestas rápidas que denotan una inteligencia alta. Debido a esta personalidad tan atrayente son capaces de engañar a casi todo el mundo, especialmente a los más débiles. Saben interpretar el papel necesario para que otros se lo crean y acaben siendo sus títeres hasta que dejan de tener interés para el psicópata.

Todas las mentiras y actos ilegales o inmorales no suponen una mala conciencia para ellos ya que si les pillan no les importa ni se avergüenzan en absoluto, incluso, se pueden sentir orgullosos por ese sentimiento de superioridad que les rodea. Cuando se detectan sus mentiras cambian toda la historia como si nada dejando ver gran cantidad de contradicciones, lo cual no les preocupa.

Pero no sólo existen los psicópatas que asesinan a otras personas. Hay otro tipo de personalidades antisociales que se denominan psicópatas de “cuello blanco”. Estas personas son psicópatas que, por sus características y su historia personal, suelen tener un alto status social, una buena educación y una conducta más o menos adaptada. Estas personas llegan a ocupar cargos importantes y llegan a hacerse con el control de muchas personas, organizaciones, instituciones o regiones más o menos extensas, incluso países o continentes enteros.

psicopata, psicopatia, psicópata, trastorno antisocial de la personalidad, sociopata, sociópata

Los psicópatas carecen de empatía y de remordimientos

Al igual que el resto de los psicópatas, los de cuello blanco buscan el propio beneficio y el propio placer sin importarles lo que les rodea. Sus objetivos, por lo general, suelen ser subir puestos y ganar estatus social y económico. Son muy ambiciosos y nunca tienen suficiente por eso siempre buscan llegar un paso más allá valiéndose de cualquier medio. Esto implica que pueden utilizar a las personas a su antojo y después dejarlas en la estacada. Suelen arruinar la vida de quienes son víctima de su juego ya que si dejan de resultar de utilidad quedan completamente desprotegidos y, si se crea alguna tensión o enfrentamiento, pueden buscarles toda clase de perjuicios. Para ello no suelen cometer delitos de sangre, al menos por sus propias manos; se valen del chantaje y la manipulación y utilizan su poder y su influencia para buscar el perjuicio de los otros.

Lejos de lo que podamos pensar, la personalidad antisocial no es algo extraño y difícil de encontrar ya que los psicópatas representan entre un 1 y un 3 por ciento de la población.

2 Responses so far.

  1. maria beatriz gugliarmelli says:

    Muy buena descripciòn y realmente hay muchos mas de los que imaginamos,ya que su”carisma” los hace pasar bastante desapersibidos en la sociedad.Se ponen en evidencia en los vìnculos de cierta duraciòn,ya que su buen nivel intelectual,les permite manejarse muy bien socialmente.

  2. Patricia says:

    Pero dejeme decirle que personalidad antisocial no es lo mismo que personalidad psicópata….

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *